Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La carrera hacia las urnas

Susana Gaspar no se presentará a las primarias y dejará Cs en mayo

La diputada asegura que no le han tentado de otros partidos «ni yo he llamado a nadie» | La lista de salidas crece en el partido naranja, que sigue sin tener ningún candidato

Susana Gaspar, en su visita de ayer a las instalaciones de este diario. | ANDREEA VORNICU

Día a día se van cayendo los posibles candidatos que tiene Ciudadanos para presentarse a las elecciones del próximo mes de mayo. Si la semana pasada fue la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, la que anunció que no comparecería en las primarias municipales, ayer fue Susana Gaspar, exportavoz del grupo parlamentario en las Cortes de Aragón, quien confesó a EL PERIÓDICO DE ARAGÓN que en mayo abandonará el partido para volver a trabajar en el sector privado y que, por lo tanto, no se presentará a las elecciones internas, que deben resolver antes de final de febrero los candidatos a las municipales y las autonómicas.

«No me voy a presentar porque no estoy de acuerdo con la gestión que se ha hecho en el partido, tanto a nivel autonómico como nacional. Llegamos tarde a los procesos, tanto como que estamos lanzando el mensaje de que somos un partido municipalista y nuestros municipios todavía no han sido escuchados ni sabemos quiénes se van a presentar», dijo ayer la exportavoz del grupo parlamentario, vinculada a Cs desde 2013 y líder de la formación hasta 2019, cuando dio un paso a un lado tras el fichaje del independiente Pérez Calvo, actualmente coordinador autonómico.

Gaspar se apresuró a aclarar que no ha sido tentada por ninguna formación «ni yo he llamado a ningún otro partido», aunque admite que en momentos como el que atraviesa su partido «dan ganas de dejar la política». «Da mucha pena pensar lo que podíamos haber sido y no nos han dejado ser. En el grupo parlamentario estábamos una serie de diputados que podíamos haber aportado mucho más».

«Yo entré en política porque quería dejarles un futuro mejor a mis hijos», afirma nostálgica. «Sigo pensando que tengo la obligación de hacerlo, pero no sé si se puede hacer desde la política y desde esta situación tan enquistada en el grupo parlamentario».

Aquí se le abre un incierto futuro, del que solo se atreve a asegurar que no seguirá en Ciudadanos tras las próximas elecciones. «Voy a actualizar mi currículum y a activar mi perfil en Linkedin y empezaré a contactar con empresas del sector privado, que es donde yo desarrollé mi carrera profesional (es licenciada en Derecho y tiene un máster en Gestión y Dirección de Recursos Humanos). Doy por acabado mi tiempo en Ciudadanos porque este proyecto no es el que a mí me enamoró. Ya he hecho cursillos de formación para reciclarme porque, evidentemente, hay que trabajar».

No obstante, asegura que trabajará por el partido hasta el último minuto y que colaborará en las primarias si alguien le pide ayuda. «Vamos a ver qué compañeros dan el paso adelante. Si alguien me pide colaboración y estoy de acuerdo con el candidato, se la daré».

"Habrá más de una lista"

«Estoy convencida –continúa– de que habrá más de una lista y tengo dudas sobre si esa lista de unidad por la que aboga el coordinador saldrá adelante, teniendo en cuenta que hay mucha gente que no está de acuerdo con la gestión que se ha llevado del partido en Aragón en los últimos años».

En los últimos días, Pérez Calvo no solo ha presentado una Proposición No de Ley para reactivar el Pacto Antitransfuguismo en las Cortes de Aragón, sino que se ha referido a que cargos como Sara Fernández deberían entregar su acta de concejal en Zaragoza. «Me llama la atención que cuando miembros de Cs como yo anunciamos que no nos presentamos a las primarias, aparezcan compañeros acusándolos de transfuguismo o pidiendo que entreguen el acta. Lo único que estamos haciendo es lo mismo que hice yo en el año 2019. Y entonces nadie me pidió el acta. Es más, los que hoy acusan de transfuguismo me agradecieron entonces el ejercicio que había hecho de dar un paso a un lado. Es incoherente que en 2019 fuese todo normal y ahora casi se pida la excomunión» de los que deciden no presentarse.

En cualquier caso, la portavoz de Sanidad de su grupo en las Cortes asegura que su compromiso «sigue intacto» hasta que termine la legislatura. «El coordinador autonómico me preguntó si me iba a presentar y le dije que mi intención era no hacerlo. Hablamos la semana pasada y se lo dije».

El proceso de refundación de Cs ha sido «decepcionante» para la diputada aragonesa. «Seguimos teniendo los mismos problemas de gestión a nivel nacional y autonómico. Se planteó de inicio que se iba a revisar todo para cambiarlo y al final hemos hecho un ejercicio en el que todo cambia para seguir igual. Las caras son casi las mismas. Marina Bravo, Fernando Giner y Daniel Pérez son los únicos que no continúan. El resto sigue».

"Veo difícil que se pueda coser el partido en este proceso de primarias. Vamos a llegar a las elecciones divididos. No hemos escuchado ni a nuestros concejales ni a nuestros cargos. Y no hablo de los grandes municipios solo, también de los pequeños"

decoration

El desengaño por la transformación del partido empezó hace meses y se ha constatado tras un proceso con apenas variaciones que le augura un oscuro futuro. «Veo difícil que se pueda coser el partido en este proceso de primarias. Vamos a llegar a las elecciones divididos. No solo eso, no hemos escuchado ni a nuestros concejales ni a nuestros cargos. Y no hablo de los grandes municipios solo, también de los pequeños. No se les ha preguntado si se quieren presentar o qué necesidades tienen para poder hacer un programa marco sobre el que pivotar sus programas municipales. No se ha atendido ni escuchado a nuestros compañeros en Aragón».

La situación del grupo parlamentario, «con diputados que no nos hablamos o con una relación tirante», no es nueva. «Viene desde hace mucho tiempo. Aun así hemos hecho nuestro trabajo y hemos respetado la disciplina de voto», explica Gaspar, que compara su situación con la vivida por el grupo municipal. «Nos hemos enterado de posiciones de voto a través de los medios de comunicación. Había una rueda de prensa, se anunciaba lo que se iba a votar y posteriormente se hacía la reunión del grupo parlamentario en la que se nos informaba de lo que se iba a votar. Tampoco se nos consultaba».

La responsabilidad del líder

Gaspar señala directamente al coordinador autonómico como responsable de la situación. «La persona que ejerce la dirección debería haber sido la encargada de cohesionar al grupo y solucionar los posibles conflictos. Pero lo que ha hecho es no querer saber nada. Incluso en ocasiones el conflicto lo ha generado su entorno».

«Hace mucho ya –prosigue– que no compartimos determinadas decisiones, como que no se nos consultara a la hora de apoyar un presupuesto a cambio de cuatro enmiendas previamente pactadas con el Gobierno y que tampoco tenían una carga económica sustancial», critica la zaragozana, que admite que la relación de algunos diputados con el coordinador es «mala» y le reprocha que «ni ha escuchado a los afiliados ni les ha atendido».

Por último, Susana Gaspar es escéptica de cara al futuro de Cs: «Lo veo difícil. Las encuestas no son halagüeñas y cada vez que se abren las urnas vamos cayendo. No se han puesto medios para atajar la pérdida de votos y nuestras propias bases están desmotivadas».

Compartir el artículo

stats