Kiosco

El Periódico de Aragón

CASADEMONT ZARAGOZA

Que continúe la racha

El Casademont busca su cuarta victoria consecutiva ante el Bilbao para acercarse a la salvación

Delgado y Hlinason pugnan por un rebote en el partido de ida. Aitor Arrizabalaga

Las tres victorias consecutivas que acumula han permitido al Casademont Zaragoza asomar la cabeza pero ni la mejor racha de la temporada ha alejado definitivamente al equipo aragonés de la pelea por eludir los puestos de descenso. Es más, los resultados de estas últimas jornadas hacen imposible predecir dónde estará esta temporada el límite de la salvación. La derrota del Andorra supuso un respiro pero el Betis sumó la undécima costa del Fuenlabrada. El Casademont necesita, mínimo, una victoria más y este domingo tiene otra oportunidad ante el Bilbao Basket (20.00).

No será sencillo ante un rival que, con su victoria frente al Tenerife, sueña todavía con meterse entre los ocho mejores. Pero el Casademont Zaragoza es otro. Ha pasado de ser un equipo que parecía incapaz de ganar a nadie a otro que sabe que puede ganar al líder Barcelona o llevarse un partido sin jugar bien, como le sucedió en Lugo. A estas alturas de esta temporada, el qué importa mucho más que el cómo y lo fundamental es que el Casademont alcance la permanencia cuanto antes.

No habrá novedades en el lado local, toda vez que Dragan Sakota confirmó en la previa que Vanwijn continuará siendo el descarte. Así que sobre la pista estarán los mismos que han ganado a Obradoiro, Barcelona y Breogán dispuestos a continuar la racha. Sobre todo de la mano de un Frankie Ferrari que todavía no conoce la derrota con la camiseta roja.

Con los últimos cambios el equipo aragonés ha encontrado buena parte de lo que le faltaba, una marcha más en la dirección, con la posibilidad de dar otro ritmo al juego, y mayor fortaleza interior. De ambas cosas necesitará hoy para tumbar a un Bilbao Basket que es de los mejores equipos de la competición en acierto desde el perímetro y en rebotes defensivos. Dos facetas, el tiro exterior y los rechaces, que se le han hecho bola al Casademont durante toda la temporada. Aunque al menos ahora ha conseguido ser más competitivo.

El Bilbao Basket llega relanzado tras su última victoria frente al Tenerife. Tras haber logrado la salvación hace varias semanas, el equipo de Álex Mumbrú parecía haberse quedado en tierra de nadie y la salida de Valentin Bigote obligó al equipo a recomponerse. Pero ahora se ven a un solo triunfo del playoff y deben intentar apurar todas sus opciones. Mumbrú contará con todos sus jugadores en Zaragoza, incluido un Rafa Luz que se lastimó el hombro en el último partido. El técnico recela de una pista, el Príncipe Felipe, que dice no se le suele dar bien a su equipo.

El Casademont apela al factor cancha y a su buen estado de forma para cerrar la salvación cuanto antes. Para dejar de sufrir en una temporada que ha sido de penitencia casi hasta el final pero en la que puede evitar jugárselo todo en las ultimísimas fechas. Una victoria más puede ser definitiva y la afición puede respirar tras una campaña en la que ha sufrido más que disfrutado con su equipo. El final está más cerca y ahora se vislumbra un cierre mucho más feliz que hace unas semanas, cuando se veía todo negro. La oportunidad es esta tarde frente al Bilbao Basket porque así está marcado el camino. Nunca como en este caso fue más importante llegar que el cómo hacerlo.

Compartir el artículo

stats