+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Presentación de la guía del IAM

‘Mujeres que son tesoros’ visibiliza a referentes aragonesas olvidadas

La lectura sobre las diez protagonistas descubre también las calles con su nombre. Este primer volumen destaca el valor de figuras como María Moliner

 

Vicky Calavia y María Goikoetxea durante la presentación de la guía. - NURIA SOLER

LAURA MALO MARTÍN
10/03/2020

Los versos de Ana Pérez sobre la herencia de las madres invitan a leer la guía didáctica Mujeres que son tesoros, elaborada por el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) y la documentalista Vicky Calavia. La publicación fue presentada por su autora y la directora del IAM, María Goikoetxea, el martes en la Biblioteca de Aragón y hace un recorrido por las biografías de diez mujeres aragonesas cuya contribución en diferentes ámbitos de la sociedad, la cultura o la política han sido decisivas en el desarrollo de nuestra comunidad.

«Queremos trasladar la importancia de visibilizar estos referentes que han sido borrados de la historia y que consideramos que es una pata fundamental para poder construir un futuro más igualitario y justo con las mujeres», comentó la directora. La distribución del folleto se realizará en las oficinas de turismo, los institutos de la comunidad, las bibliotecas, los centros provinciales del IAM y en su página web.

Calavia destacó que estas mujeres «son tesoros ocultos que hay que sacar a la luz, buscar y excavar en sus historias porque encontrar documentación y datos de muchas de ellas es muy complicado. Sacar a la luz esos tesoros desconocidos tiene un gran valor histórico, cultural y respecto al género».

En primera persona

Las biografías de las diez mujeres protagonistas de la guía reflejan el potencial femenino aragonés y se cuentan en primera persona. Además, junto a su historia se indica la ubicación de la calle con su nombre.

La primera en la lista, Ana Francisca Abarca de Bolea, fue pionera y transgresora en su época al escribir en lengua aragonesa. Josefa Amar y Borbón fue traductora y «consiguió hacerse un hueco en un mundo masculino, siendo una mujer a la que se la tuvo en gran consideración y prestigio intelectualmente hablando», explicó Calavia.

María Domínguez Remón fue la primera alcaldesa española en democracia y abogó por el sufragio femenino y la ley del divorcio. La turiasonense Raquel Meller fue cupletista con una proyección internacional, «hasta el punto de ser contratada por Charles Chaplin y rechazarle». Elvira de Hidalgo nació en Valderrobres, fue la maestra de María Calas y soprano destacada a nivel internacional.

La pianista Pilar Bayona es, en palabras de la autora, «la que más ha calado en Aragón, una mujer con una trayectoria brillante, a quien adoraban los intelectuales masculinos de la Generación del 27».

María Moliner fue una gran lingüística y filóloga de Paniza, quien «puso a nuestra lengua en el mundo y la revalorizó en España». El personaje cinematográfico es Natividad Zaro Casanova, guionista, productora, dramaturga y traductora de obras de teatro europeas. Amparo Poch y Gascón investigó el control de la natalidad y la sexualidad femenina y abrió consultas privadas para atender a la mujer trabajadora. Soledad Puértolas es zaragozana y una de las grandes mujeres de la literatura. «Un personaje modesto con una trayectoria brillante», según Vicky Calavia.