Kiosco

El Periódico de Aragón

Antonio Morlanes

El artículo del día

Antonio Morlanes

Presidente de Aragonex

El Sáhara, la vergüenza de todos

España abandonó a su colonia como quien se va a por tabaco y no vuelve

No hay peor manera de entender a aquellos que lo pasan mal en la vida que, desde nuestra comodidad, decirles que no se preocupen, que todo se terminará arreglando, que los comprendemos y que nos hacemos cargo de lo mal que lo están pasando.

Esto es lo que está sucediendo en estos momentos con los saharauis. Mientras ellos viven en jaimas, rodeados de arena, calor y frío, esperando desde hace más de 40 años que se resuelva lo suyo, quienes dicen que los defienden no están con ellos…

Deslocalización

En 1975 Marruecos provoca la marcha verde sobre el territorio del Sáhara, colonia española en esos momentos. A pesar de estar en un proceso de deslocalización, a través del Acuerdo Tripartito de Madrid, España abandona su colonia como aquellos que dicen: me voy a comprar tabaco, y ya no aparecen. Eso fue lo que nosotros, patriotas españoles, hicimos: huir. Esa fue nuestra actuación, dejando abierta una disputa entre Marruecos y Mauritania, que reclamaban ese territorio, y la República Árabe Saharaui Democrática.

Gregor

Desde entonces el Polisario y Marruecos disputan una especie de guerra hasta 1988 cuando Naciones Unidas establece un alto al fuego, que se hace firme en 1991, y se acuerda celebrar un referéndum sobre ese territorio (Minurso). Desde ese momento se ha ido renovando, constantemente, el acuerdo de hacer dicho referéndum. Tanto el Polisario como Marruecos no realizan esta consulta, basándose en la discrepancia que existe sobre el censo que se debe utilizar. El último que hizo España en 1974 es de 74.000 saharauis y es el que defiende el Polisario frente al que incluye a los nómadas que se refugian allí, que arroja el dato de 120.000 personas, siendo este el que reivindica Marruecos, lo cierto es que deben estar casi todos muertos.

Y en esas estamos, con unos ciudadanos viviendo en jaimas sin las mínimas condiciones sanitarias ni de cualquier otra clase

decoration

Esta situación nos traslada al momento actual, donde se han vivido cuestiones como si se contempla o no la independencia del territorio, si se da una autonomía de nivel máximo y no se hace referéndum. En definitiva, mil excusas de uno y otro.

En 2008 España defiende, como solución al conflicto, que el Sáhara sea una autonomía con autogobierno dentro del estado marroquí. Y en esas estamos, con unos ciudadanos viviendo en jaimas sin las mínimas condiciones sanitarias ni de cualquier otra clase. Y lo peor de todo es que no se prevé que esto vaya a cambiar, mientras los dirigentes de un lugar y otro no padecen esas ínfimas formas de vida. Y nosotros, desde aquí y sin reivindicar mejores condiciones de vida para ellos, les decimos que aguanten, que quizás en otra glaciación puede que se haga el dichoso referéndum.

Esta es la situación en la que se encuentra este conflicto, uno más de los que continúan activos en el mundo, y todos nosotros mirando hacia otro lado ya que vamos al compás de lo más novedoso y ahora es la guerra de Ucrania, que con toda seguridad en algún momento aparecerá otra cosa y los ucranianos pasarán a ser historia. Pero retornemos a nuestro tema del Sáhara. Ninguno de los actores implicados en el problema hemos sido capaces de solucionarlo. Naciones Unidas que dicta medidas a aplicar y nadie las tiene en cuenta; España protagonista de la vergüenza al salir huyendo en 1976; Marruecos que no le importa otra cosa que ampliar sus fronteras al margen de las personas, eso sí con un excelente negocio de fosfatos en la parte occidental del Sáhara; Argelia que da cobijo al ejército y dirigentes del Frente Polisario (estos no viven en jaimas como a los que dicen defender que son los sufridores de esta historia) y que le interesa mantener la tensión con Marruecos para conseguir, a través del Sáhara, una salida al mar; el binomio Estados Unidos y Rusia que se han convertido en expertos en llevar sus guerras a otros territorios (no sé si en alguna ocasión dejarán de odiarse, supongo que no, porque esto les da poder en sus países) y podríamos continuar con Francia o Mauritania la gran derrotada.

¿En qué consiste el Frente Polisario?

Pero podríamos preguntarnos ¿en qué consiste el Frente Polisario en estos momentos? Hasta 1991, que se decretó un alto al fuego con Marruecos, fue sobre todo un grupo armado que defendía la independencia del territorio frente a las ambiciones marroquíes. En estos momentos son un ejército de unos 2.000 hombres en Argelia, que se suponen los debe mantener este país, y unos dirigentes que no son capaces de cerrar el conflicto con una salida positiva para los saharauis que están en la parte oriental, ya que Marruecos ha construido un muro de 2.000 kilómetros de norte a sur que deja dividido el Sáhara en dos partes: la occidental, donde están las riquezas en fosfatos y gas además de los marroquíes, y la parte oriental donde solo hay arena y donde habitan los saharauis.

Bien, pues si alguien es capaz de comprender esta insidia y vergüenza estaré encantado de hacer lo necesario para entenderla y quizás podamos, entre todos, dar solución al problema. Y como remate, y aunque sea repetitivo en todos mis artículos, mantengo que el fundamento de todo es continuar anclados a las fronteras que no nos aportan nada, solo condicionan y perjudican. El mundo sería otro si desaparecieran, no solo las físicas, sino las intelectuales también. ¿Lograré verlo algún día?.

Compartir el artículo

stats