En el verano estamos muy expuestos al sol, tanto por horas de luz natural como por su intensidad y niveles de rayos UV. Y eso por no hablar de la exposición en la playa, en la piscina o que simplemente vayamos por la calle con camisetas y pantalones cortos o faldas.

La piel irritada y quemada no es nada buena para nuestra salud y, si el problema va a mayores, es posible que aparezca el temido cáncer de piel. Por eso, mantenerla cuidada e hidratada es absolutamente fundamental.

El método más efectivo para proteger la piel del sol es aplicar crema solar, que ofrece protección e hidratación, pero es algo que también podemos combinar con los alimentos y bebidas porque además, siendo honestos, solemos aplicar las cremas solares cuando realmente vamos a tomar el sol, no si bajamos a comprar el pan o vamos a dar un pequeño paseo.

Hay alimentos y bebidas con vitaminas C o E, con ácidos fenólicos, antioxidantes o polifenoles que funcionan como auténticos protectores de la piel. Y algunos de ellos hasta te ayudarán a potenciar el bronceado de la piel.

La lista de alimentos que protegen del sol

  • Agua. El más básico. Es importantísimo que todo el cuerpo esté bien hidratado. Cuanto más seca esté la piel, más irritada.
  • Frutas y hortalizas de colores rojizos y similares. Aquí entran muchos, como por ejemplo naranja, mandarina, tomates, granada, sandía, mango, maracuyá o uva, aunque también el melón (que se sale de esta norma). Tienen vitamina C, vitamina E, becatacaronenos, polifenoles y son antioxidantes, por lo que aumentan la "defensa" de la piel, al mismo tiempo que bajan su inflamación.
  • Legumbres. También ayudan a proteger la piel.
  • Aceite de oliva. Mismo caso que las legumbres. Uno de sus innumerables beneficios.
  • Col verde. Esta verdura es muy rica en vitamina C, así que ayuda con la inflamación.
  • Soja. Favorece la elasticidad gracias a las isoflavonas.
  • Café y té verde. Tienen un gran contenido en polifenoles, que son efectivos antioxidantes.
  • Almendras. En su caso reducen las arrugas por la presencia de tocofenoles.