Estas son 5 multas que pueden recibir los peatones y que superan los 1.000 euros

Las sanciones que reciben los peatones no son comunes y no suponen una pérdida de puntos en el carnet de conducir

Ser peatón también implica estar expuesto a sanciones en caso de no cumplir con las normas. Por ello, es imprescindible conocer la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, que define a un peatón como "persona que, sin ser conductor, transita a pie por las vías públicas". También son considerados peatones los que van empujando vehículos sin motor de pequeñas dimensiones o personas que circulan con silla de ruedas.

Así lo indica la Dirección General de Tráfico (DGT), que advierte de las multas que podrían recibir los peatones en caso de no andar con precaución y de ignorar la normativa que les atañe. Y es que, aunque no sea algo habitual, los peatones también pueden recibir multas de tráfico, al igual que los conductores de coche, autobús o cualquier otro vehículo.

No solo tienen que andar con ojo los peatones por las sanciones. Estas se aplican para preservar la seguridad de los peatones. Sobre todo de los más vulnerables, que suelen ser los niños y las personas más mayores. A continuación, te enseñamos algunas infracciones muy comunes y por las que podrías ser sancionado.

No cruzar por el paso de peatones

Cruzar la carretera por un lugar no habilitado para ello es una de las costumbres más extendidas en España. Los pasos de peatones son los lugares más seguros para cruzar y su uso es obligatorio siempre que sea posible con el fin de evitar accidentes en los que los peatones puedan sufrir fatales consecuencias. No usarlos puede acarrear una sanción de hasta 100 euros. También pueden sancionarnos si cruzamos por un lugar donde no hay pasos de peatones y no nos aseguramos de que no vengan vehículos.

Cruzar la carretera con el semáforo en rojo

Es evidente que un semáforo en rojo nos obliga a detenernos si vamos con un vehículo. Saltarte un semáforo en rojo con el coche podría suponerte una multa bastante grave. Sin embargo, entre los peatones existe una percepción algo distinta. Aunque rara vez se ponga una sanción por este motivo, cometer una infracción como esta podría costarte hasta 200 euros.

Caminar por vías prohibidas

Hay algunas vías a las que los peatones tienen prohibido entrar. Es el caso de las autopistas y autovías, adaptadas a los vehículos debido a las velocidades a las que pueden llegar y la peligrosidad que esto supone. Acceder a alguna de ellas como peatón supondría una multa de hasta 100 euros.

Negarse a realizar un control de alcoholemia

Aunque los controles de alcoholemia están dirigidos principalmente a los conductores, los peatones también pueden someterse a ellos si así lo requieren las autoridades. Estos pueden ser requeridos en caso de que hayan estado implicados en algún accidente o hayan cometido una infracción. En el caso de negarse, podrían recibir una multa de 1.000 euros.

No hacer un buen uso del chaleco reflectante

"Fuera del poblado, entre el ocaso y la salida del sol o en condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, todo peatón, cuando circule por la calzada o el arcén, deberá ir provisto de un elemento luminoso o retrorreflectante homologado". Esto es lo que explica el Reglamento General de Circulación, y cuyo incumplimiento podría suponer hasta 100 euros de multa.

Otro motivo de mal uso del chaleco reflectante es no usarlo cuando se sufre una avería en carretera. Será obligatorio usarlo adecuadamente cuando vayamos a salir del coche a señalizar. No hacerlo podría suponer una multa de 200 euros.