El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La lucha contra la violencia machista

El sistema Viogén es ‘inviable’ con la plantilla actual de la Policía Local de Zaragoza

Zaragoza anunció su adhesión el año pasado pero se desconoce cuándo y cómo se hará efectiva | Desde 2019 se han incorporado 43 agentes, hay 36 en prácticas y están convocadas otras 115 plazas

Dos agentes de la Policía Local de Zaragoza en la calle Alfonso. | ÁNGEL DE CASTRO

Todo avance en la lucha contra la violencia de género es positivo, y muy necesario. El Gobierno de PP-Cs en el Ayuntamiento de Zaragoza anunció en julio de 2021 su adhesión al sistema Viogén, un servicio que se creó 2007 para reforzar los mecanismos de protección de las víctimas. Ya entonces se avisó de que la incorporación dependería de la plantilla, de que hubiera agentes suficientes. A día de hoy, según los propios policías, es «inviable». En Aragón hay 1.800 mujeres protegidas por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, de las que 1.273 residen en la capital. La mayoría son de riesgo medio o bajo.

Un año y cuatro meses después de ese anuncio, el consistorio sigue negociando con la Delegación del Gobierno de Aragón su incorporación a Viogén, que aprobó el pasado mes de marzo. La capital se enfrenta a un problema: la falta de agentes. Actualmente hay 987 policías operativos, en una plantilla que llegó a tener 1.305. Desde 2019 se han incorporado 43 agentes (en mayo), hay 36 en prácticas y están convocadas otras 115 plazas.

Desde los sindicatos aseguran que poner en marcha este servicio «es inviable» porque el resto de unidades del cuerpo están «bajo mínimos» y no hay personal suficiente para asumir más trabajo. Desde el Gobierno municipal no lo niegan y siempre han dicho que para poder cumplir con esta promesa es indispensable aumentar la plantilla, y en ello están.

Nuevas incorporaciones

Jorge Azcón culminará el mandato con 162 nuevas incorporaciones, y dejará planificadas «un mínimo» de 100 que se harán efectivas en 2024. Según la previsión del Gobierno de PP-Cs, este año se cerrará con 1.007 plazas ocupadas y 245 vacantes.

Fuentes municipales admiten que no son suficientes, pero insisten en que tienen que cumplir con la tasa de reposición, que impide que se puedan cubrir las bajas y las vacantes a la velocidad deseada, y necesaria. Por si fuera poco, la previsión de jubilaciones es superior a la de incorporaciones.

En 2019, cuando Azcón llegó a la alcaldía, había 978 agentes y 307 vacantes, que a final de año se quedarán en 1.007 policías en plantilla y 247 vacantes gracias a las Ofertas de Empleo Público de 2020, 2021 y 2022. Hay que matizar que los agentes que ganan la oposición no se incorporan a las labores de vigilancia de inmediato, puesto que tienen que superar un curso de nueve meses antes de comenzar a trabajar.

Desde 2008 no se habían convocado apenas plazas, tan solo 17 durante el mandato de Zaragoza en Común, por lo que dotar de agentes suficientes a la plantilla va a ser un proceso largo y costoso.

Zaragoza lleva años de retraso

En cuanto a la adhesión al Viogén, Zaragoza lleva años de retraso respecto a otras capitales de España. Este servicio se puso en marcha en 2007 y desde entonces los gobiernos de distintos colores han mostrado su interés, pero no ha sido hasta esta legislatura cuando se han iniciado las negociaciones con la Delegación de Gobierno.

Por ahora no se ha alcanzado un acuerdo sobre el papel que desempeñarán los policías locales, que reforzarán la unidad de la Nacional, igualmente castigada por la falta de personal. Todo apunta a que se ocuparán de los casos de menor riesgo, como sucede en otras ciudades, que son la mayoría.

Las dudas de la plantilla

Desde CCOO insisten en que es necesario articular dentro del servicio cómo se va a afrontar el incremento de funciones y cargas de trabajo, para las que tendrán que formarse previamente; de donde se van a detraer los efectivos necesarios y cómo se cubrirían las plazas de los policías destinados de otras unidades al Viogén, que tendrán una responsabilidad añadida, con disponibilidad, calendarios y horarios diferentes.

Desde el Gobierno municipal reiteran que a día de hoy siguen negociando con la Delegación del Gobierno de Aragón, por lo que se desconoce el número de efectivos que tendrán que destinarse al programa.

Aun así, las secciones sindicales claman por la reestructuración de la Policía Local que el equipo de Azcón anunció a principios de la legislatura y que iba a permitir adecuar las mermadas unidades. Una tarea ardua que no parece que vaya a llevarse a cabo antes de las elecciones.

La falta de personal afecta a todas las unidades, menos a la Emisora y a los motoristas. Actualmente hay nueve policías en la Barrios Rurales, frente a los 35 de 2029; la Unidad de Protección Ambiental y Consumo (UPAC) tiene 29 agentes, cuando hace tres años eran 41; y en la Unidad de Apoyo Operativo (UAPO) son 91, frente a los 113 de principios de legislatura. En su caso, además, asumen labores de la Emisora, pese a ser los único que tiene formación de antidisturbios. Por último, también han perdido compañeros en la Unidad de Seguridad Nocturna, ahora con 98 policías, lejos de los 110 de hace tres años.

Compartir el artículo

stats