Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Ayudas europeas

Zaragoza urge a la DGA la firma del convenio de Vivienda para no perder las ayudas de Europa

Desde el consistorio avisan de que el plazo concluye el 31 de enero y el Gobierno aragonés asegura que hay más margen

Varios edificios del conjunto de Balsas Ebro Viejo se rehabilitarán gracias a la llegada de las ayudas europeas. | JAIME GALINDO

En el Ayuntamiento de Zaragoza empieza a cundir el nerviosismo. El 31 de enero finaliza el plazo para firmar el convenio con el Gobierno de Aragón y formalizar la concesión de los fondos europeos destinados a la rehabilitación y a la construcción de viviendas para jóvenes. A poco más de una semana, nada se sabe al respecto en la casa consistorial.

Como el tiempo apremia y el consistorio teme que se puedan poner en riesgo las ayudas, la vicepresidenta de la sociedad Zaragoza Vivienda, Carolina Andreu, se digirió el pasado 18 de enero a la dirección de Vivienda del Gobierno de Aragón, encabezada por José Luis Soro, alertándole de la situación y de las consecuencias que puede tener sobrepasar el plazo establecido.

El ayuntamiento ha hecho los deberes y el pasado 20 de julio envío al Ejecutivo aragonés la memoria correspondiente a las actuaciones de rehabilitación a nivel de barrio para que, a su vez, se lo hiciera llegar al Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma). Un día después, hizo lo propio con el proyecto para la construcción de viviendas en alquiler social.

Desde entonces, están a la espera de que muevan ficha desde el Pignatelli, lamentó Andreu, que admitió que la relación con el equipo de Soro es fluida. En su escrito, le solicita que se aporte el borrador del acuerdo bilateral a suscribir entre las tres administraciones involucradas «con el fin de conocer su contenido íntegro y poder tramitar su aprobación» con celeridad dado que, subraya, el plazo límite previsto era el 31 de enero. En caso de retrasarse, añade, podría «poner en riesgo la pérdida de los fondos Next Generation» comprometidos para las ayudas de 2021.

Sin embargo, desde la consejería de Vivienda explicaron que «la fecha del 31 de enero no es un hito imprescindible impuesto por Europa, sino aproximada». Sin detallar cuándo se prevé la firma de los convenios, apuntaron que se está «ultimando la tramitación».

Andreu aprovecha su escrito para solicitar el informe sobre la distribución de los fondos correspondientes a 2022. «A día de hoy no tenemos ninguna certeza de que el 31 de enero estén firmados estos convenios», declaró ayer Andreu, que aseguró que las comunidades de vecinos «están nerviosas y preocupadas». «Es especialmente importante que se agilice la firma de este convenio y podamos tener las ayudados concedidas porque sino habrá que devolverlas», insistió.

Las ayudas de Europa

Según el ayuntamiento están en «peligro» los 6,5 millones que se había consignado para la rehabilitación de los entornos de los grupos sindicales Vizconde Escoriaza (en Las Fuentes), Aloy Sala (Casco Histórico) y Balsas Ebro Viejo (El Rabal), construidos entre los años 40, 50 y 60. El consistorio prevé actuar en 31 edificios con 250 viviendas en las que residen alrededor de 600 vecinos, que también verán mejorado su entorno, en un estado más cuestionable en muchos de los casos.

En cuanto a la construcción de viviendas, Andreu aseguró que están «en condiciones de llevar al próximo consejo los pliegos para poder comenzar el proceso de adjudicación». El ayuntamiento quiere construir 486 pisos entre 50 y 60 metros cuadrados que se erigirán en los barrios de Las Fuentes, El Rabal y Valdefierro, 13 más de los que se habían proyectado inicialmente.

La fórmula elegida para poder afrontar esta inversión ha sido la del derecho de superficie, con una duración mínima de 50 años y un máximo de 75. H

Compartir el artículo

stats