Kiosco

El Periódico de Aragón

EL CONFLICTO OLÍMPICO

La candidatura olímpica no avanza pero ya tiene un ultimátum del COE

Blanco avisa de que citará de nuevo a las partes muy pronto para la reunión "definitiva" en la que si no hay acuerdo, hará "otro planteamiento" | El Gobierno central entiende que sí puede haber Juegos, pero las comunidades los ven muy lejanos

Nuria Cuenca, de la Generalitat; Víctor Francos, del Ministerio de Cultura; Alejandro Blanco, del COE; y Felipe Faci, del Gobierno de Aragón. | DGA

Solo el Gobierno central salió de la reunión matinal en la sede del Comité Olímpico Español (COE) divulgando algo de optimismo al apreciar la voluntad en las comunidades de no romper la candidatura. De forma similar pareció comportarse Alejandro Blanco, que mostró un talante positivo en líneas generales pero dejó el recado del día al recordar que el tiempo de las reuniones ha llegado a su fin. Queda una, avisó. Si no, hará «otro planteamiento». Así, sin concretar. Tampoco es difícil de imaginar lo que pretende cada territorio.

Sonó a ultimátum, aunque el tono de sus palabras quedase disfrazado en promesas de luchar hasta el final y encontrar «el punto exacto» en que las cuatro partes se darán por satisfechas. No parece muy cercano ese momento, a la vista de la exposición hecha por Aragón y Cataluña después de la reunión madrileña. Ambas se mantienen en su sitio, repetido invariablemente desde hace un puñado de semanas. Hay pesimismo. Aragón incluso se plantea empezar a pensar en una propuesta propia.

La DGA destiló algo más de mimo en las manifestaciones de su consejero Felipe Faci. No así la representante de la Generalitat, Nuria Cuenca, que mantuvo una postura idéntica a la de las últimas intervenciones de Laura Vilagrà, la consejera de Presidencia que esta vez se borró de la cita a menos de 24 horas para su celebración. Vino a decir que Cataluña va a las reuniones por educación pero que no piensa ceder ni un milímetro del acuerdo técnico que tanto le gustó.

Pese al cuidado que puso en sus palabras el secretario general de Cultura y Deporte, Víctor Francos, la lectura posterior, consultados fuera los territorios en cuestión, acrecienta la desesperanza. Si Alejandro Blanco no tiene un as en la manga o Cataluña pone en liza cuál sería su cesión a Aragón, el proyecto está condenado. Quedaría el Gobierno central, que tampoco envió a un primer espada a la cita y al que le ha llegado el momento de hacer una reflexión.

Nadie se atreve a vaticinar qué pasará en 15 días si la candidatura se rompe definitivamente en pedazos. No se descarta, desde luego, que Cataluña quiera seguir adelante en solitario, e incluso que el COE se lo consienta. La posibilidad sería difícilmente explicable, no obstante, para el Gobierno central, que desde el primer día ha explicado que se trata de unos Juegos de España y que, en ese caso, los dejaría caer en manos independentistas.

El consejero Faci, con el director general de Deporte, Javier de Diego, y el asesor técnico, José Ángel Hierro. Isabel Infantes

Por ahí Aragón tiene claro, además, que es inconcebible un proyecto en el que Cataluña saca músculo en cinco de sus estaciones de invierno mientras en la comunidad se reduce todo a una, curiosamente Candanchú, la que amenazó con el cierre el verano anterior, la que recibió 2 millones del Gobierno de Aragón, la que después quiso cerrar antes de tiempo pero rectificó tras los pullazos del presidente Javier Lambán.

Por si caben dudas, la catalana Cuenca explicó que su comunidad «no tiene que ceder en nada» porque los acuerdos «ya están adoptados» y ya los negociaron con Aragón. Pese a sus palabras, la representante del 'Govern' destacó que la reunión había valido de algo por que «siempre sirve sentarse a hablar y compartir las posiciones de las partes», explicó antes de rematar: «Aragón votó a favor en la comisión técnica, por lo que entiendo que para ellos sí era justa. Si no, no habría votado a favor».

En Aragón, pese a las buenas palabras de Faci, admitieron que no se había avanzado en la negociación. Fue una mañana para presentar proposiciones. El consejero explicó la contrapropuesta de Aragón y Cataluña repitió argumentos. El COE media en público, pero da la razón a Cataluña en cuanto a que hubo un acuerdo técnico cerrado. No lo ha habido político, en cualquier caso. Y por ahí es por donde puede pasar la única solución, que calculan que debe llegar en 15 días como máximo.

Alejandro Blanco estuvo contradictorio en algunas de sus explicaciones. Tan pronto aseguró que encontrará «el punto exacto» donde está la solución como que hay «diferencias insalvables» entre los dos territorios.

decoration

«En mayo debe quedar todo absolutamente claro», dijo Alejandro Blanco, incoherente en algunas de sus explicaciones. Tan pronto aseguró que encontrará «el punto exacto» donde está la solución como admitió que hay «diferencias insalvables» entre los dos territorios.

«Vamos muy apurados, en mayo iba a venir una representación del COI para ver las instalaciones, y ahora la tenemos que retrasar. Estamos cerca del límite, el mes que viene todo tiene que quedar absolutamente claro», remató Blanco.

Para el COE, el bloqueo en las conversaciones ha provocado que el tiempo corra en contra de la candidatura española, que se va a dar «unos días» antes de sentarse a una nueva reunión «en la que ya tendríamos que tener una decisión», zanjó Blanco.

Mucho más positivo fue Víctor Francos, que ocupó el lugar que correspondía al presidente del CSD, José Manuel Franco. Celebró la «cordialidad» de la reunión, tras la cual no da «nada por perdido», por lo que todas las partes serán emplazadas a continuar con las conversaciones en los próximos días», una convocatoria que deberá realizar Alejandro Blanco y en la que Cataluña considera que nada tiene que decir. En la Generalitat entienden que la única negociación pendiente es entre el COE y Aragón.

El secretario General de Cultura y Deporte, Víctor Francos, a la salida de la reunión. Isabel Infantes

La situación no está bloqueada, entiende el representante del Gobierno: «Nos hemos sentado, algo que es muy importante cuando se esta negociando. Por lo tanto, no estamos en el mismo punto. En la última reunión no estuvo Aragón, hoy ha venido y nos hemos comprometido a volvernos a ver. En ningún caso estamos en el mismo punto, estamos reafirmando la voluntad de las cuatro partes de que haya posibilidades de que en 2030 se puedan celebrar los Juegos en Cataluña y Aragón», afirmó.

En cualquier caso, admitió que se juega «a contrarreloj» y que existen «discrepancias» entre las partes, pero que ambas quieren los Juegos y «ninguna da por cerradas» las conversaciones. «La conclusión es que sí puede haber Juegos, y por lo tanto seguimos las conversaciones. Aragón ha hecho una propuesta, había un acuerdo inicial pero el Gobierno y el COE no quiere perder la oportunidad y perder los Juegos» dijo el representante ministerial, que pidió dejar que el COE siga conversando individualmente con cada delegación «y nos convoque de manera multilateral».

Compartir el artículo

stats