No le sonríe la fortuna, por más que lo intenta incesantemente, a Porfirio Fisac. Nuevamente, las posiciones exteriores están en riesgo para el examen que el Casademont Zaragoza afrontará en Suecia la próxima semana en el que está en juego la participación de la escuadra zaragozana en la FIBA Europe Cup.

«Los dos bases son los dos más perjudicados después del partido del otro día. Cinciarini tiene una elongación de gemelo de la que esperamos recuperarle», manifestaba este viernes el segoviano en el acto de su equipo con Alejandro Moda, uno de sus patrocinadores. «Está también el problema en el hombro que tuvo Bell-Haynes. Este es más difícil de poder incorporar, pero los médicos están trabajando para ello», explicaba.

Ambas lesiones se unen a la de un Emegano cuya recuperación por el golpe en la rodilla que sufrió en pretemporada se está alargando más de lo previsto. «No creo que Obi Emegano pueda todavía entrar en esta final que jugamos», indicaba el entrenador. «Ya veremos a lo largo del día de mañana con quiénes podemos viajar. Quien no pueda se va a quedar aquí trabajando con el preparador físico», expresaba respecto a sus hombres disponibles.

Tampoco parece que Mitchell Watt, último fichaje rojillo, vaya a estar en Suecia para disputar la previa de la FIBA Europe Cup. «Nos vamos fuera esta semana entera. Veremos si lo podemos incorporar a partir de ese momento», argumentaba el preparador. 

La próxima semana, los suyos se jugarán su presencia en una competición europea con dos partidos en tres días. Primero, los rojillos se medirán al Pardubice checo el martes y después al Jamtland sueco el jueves. «Son dos equipos con características muy parecidas. El primero al que nos enfrentamos tiene jugadores muy anotadores, juega con muchos hombres pequeños y un jugador americano que corre bien el campo», afirmaba Fisac. «Esto nos va a obligar a que nuestros grandes sepan parar todo esto», agregaba.

«No creo que sea favorito en nada. Todo el mundo te puede ganar y tú debes de intentar ganar a todo el mundo. En Europa cambian muchas cosas y los equipos son diferentes», sentenciaba Fisac.