El proyecto de regeneración urbanística para la ciudad de Huesca elaborado por el ayuntamiento comenzará en el barrio de San Lorenzo, tal y como decidió la Comisión de Urbanismo. El proyecto, que arranca con un millón de euros procedentes del departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia - Financiado por la Unión Europea – Next Generation EU, tiene como objetivo acometer actuaciones de rehabilitación a nivel de barrio en toda la ciudad, incluidos los municipios incorporados.

Se calcula que en esta primera fase del proyecto se podrían beneficiar más de 900 viviendas de calles como Baltasar Gracián, Zaragoza, Alcoraz, Manuel Bescós, San José de Calasanz o Santa Clara; entre otras. La concejala de Urbanismo, María Rodrigo, explicó que el proyecto comienza en el barrio de San Lorenzo «porque los administradores de fincas de la ciudad, así como los propietarios particulares, manifestaron su interés por actuar en varias viviendas de esta zona, ya que en ella se concentran muchos edificios antiguos que, por ejemplo, utilizan fuentes de energía de origen fósil que podrían ser sustituidas por energías renovables».