La actualidad del Real Zaragoza

Cordero: "Cuando te llama el Real Zaragoza se te pone la piel de gallina"

El nuevo director deportivo apuesta por mirar solo a esta temporada, sin renunciar a nada, y reconoce la urgencia en las salidas y la dificultad del mercado. "Lo que me gustaría es una cosa, pero la realidad, los instrumentos y las posibilidades serán otras", asegura

Juan Carlos Cordero, durante su comparecencia en la sala de prensa de La Romareda.

Juan Carlos Cordero, durante su comparecencia en la sala de prensa de La Romareda. / ANDREEA VORNICU

S. Valero

Con un mensaje de tranquilidad, claramente cortoplacista en la presente temporada por mucho que las miras apunten a la siguiente y con la idea de imponer un estilo que ya ha dado frutos en otros proyectos, en el Ciudad de Murcia, el Granada o el Cádiz y en menor medida el Tenerife. Así llega Juan Carlos Cordero, ilusionado con el Real Zaragoza, porque “es un equipo grande, con ambición por estar con los mejores y recuperar lo que antaño tuvo y la ciudad demanda. Llevo mucho tiempo en el fútbol y sé que cuando te llama un equipo así te pone la piel de gallina en la tensión de querer estar ahí”, sentenció.

En esa frase justificó su llegada, tras una salida del Tenerife muy difícil, y lo hace con la idea de que en este mercado de enero ya se note su mano, pero “lo que me gustaría es una cosa y la realidad, los instrumentos y las posibilidades van a ser otras”, añadió, dejando claro en todo caso que su objetivo es mirar solo a este curso. “No creo que se haya pasado ningún tren, estamos muy vivos. ¿Cómo vamos a decir hoy de tirar la temporada? Al contrario, quedan muchas jornadas y puntos y está todo por decidir”, dijo, explicando que ve que el Zaragoza puede estar entre esos 8 equipos que se pueden enganchar con la promoción, sin contar los recién descendidos por sus posibilidades económicas.

La línea del nuevo director deportivo zaragocista apunta a mejorar una plantilla en este enero y “desde ya hemos puesto manos a la obra para alguna salida que es urgente porque, si no, no puede venir nadie”, dijo Cordero, que no ha impuesto ningún nombre a su llegada en fichajes y que no se va a aprovechar de su trabajo en el Tenerife porque “no tiene nada que ver”. Es consciente de que la entidad tiene ahora mismo las 25 fichas profesionales ocupadas, aunque los nombres de los candidatos a irse (Petrovic, James, Jairo Quinteros, Manu Molina, Vigaray...), están más o menos claros, pero otra cosa es las posibilidades que haya de que se vayan. Y el club busca un extremo, un punta y un central tras fichar a Alarcón, pero Cordero no habló ni de nombres ni de puestos. “Han salido y saldrán muchos nombres, pero ahí no entro. No vamos a firmar un jugador que no estemos todas las partes de acuerdo y que no tenga el estilo y el perfil del entrenador. Ya hemos puesto el pensamiento encima de la mesa, ahora hay que intentar ejecutarlo, si se puede”, sentenció, reconociendo ya la reunión con Escribá para hablar de esos posibles cambios. “Este mercado es muy complicado y no todos los jugadores van a querer venir. Ven la tabla y estamos más cerca de abajo y a eso hay que añadirle el control financiero”.

“Puedan venir este enero uno, dos, tres o ninguno, los que nos van sacar son los que están. Si solo pensamos en la temporada que viene con el mensaje de tirar lo que hay es equivocado y me niego a ello"

Con todo “puedan venir este enero uno, dos, tres o ninguno, lo que nos van sacar son los que están. Si solo pensamos en la temporada que viene con el mensaje de tirar lo que hay es equivocado y me niego. Con mi experiencia y lo que veo quiero darle desde ya un toque personal. Si puede ser con algún jugador, mucho mejor y, si no, con la planificación de la temporada que viene”, argumentó el ejecutivo cartagenero, que en ningún momento quiso centrarse en ese curso venidero, donde las posibilidades monetarias serán mayores y él asumirá la totalidad del proyecto. “Yo heredo ahora una plantilla y la asumo con confianza. Si no, yo no estaría. Me centro también en mejorar a los que están. Tras este enero ya me pondré en una planificación con mi estilo y manera de funcionar para generar un equipo compacto, sólido y que tenga mi seña de identidad”.

"He tenido grandes desafíos ya. El del Zaragoza por el tiempo que lleva en la categoría y por la exigencia está ahí. Dentro de mi trabajo y mi responsabilidad está asumir la exigencia y la obligación que hay. En ese reto estamos"

Así, aseveró que tampoco han hablado del límite salarial de la próxima temporada, aunque “seguro que la propiedad va a hacer todos los esfuerzos para tener la mejor plantilla, pero desde ya mismo, con este mercado”, espetó, con convicción, con la seguridad del que lleva más de 20 años en los despachos como director deportivo. “He tenido grandes desafíos ya. El del Zaragoza por el tiempo que lleva en la categoría y por la exigencia está ahí. Cuando llegué por ejemplo a Cádiz ya me metían ese miedo en el cuerpo, pero dentro de mi trabajo y mi responsabilidad está asumir la exigencia y la obligación que hay. En ese reto estamos. Lo primero es intentar calmar las aguas, que solo se hable de fútbol y armar un equipo competitivo”.

"Hay que traer futbolistas que se acoplen al perfil y a la forma de trabajar del técnico y que sepan a la plaza que vienen, con un pedigrí y un bagaje”

Cantera y experiencia

Ese Zaragoza acumula 10 temporadas seguidas en Segunda y lleva los renglones torcidos en la actual para frenar esa tendencia. Y se le preguntó por las claves para salir de ese laberinto. “Hay que ir siempre de la mano del entrenador, no concibo un director deportivo para hacer una plantilla a su gusto y semejanza, hay que traer futbolistas que se acoplen al perfil y a la forma de trabajar del técnico y que sepan a la plaza que vienen, con un pedigrí y un bagaje”, comenzó diciendo sobre esa receta, para formar un equipo, "con esa mezcla de la cantera, que aquí son claves y fundamentales, y de esos futbolistas de experiencia que sepan jugar estos partidos y la presión que van a tener”.

“No por repetir la palabra ascenso se va a conseguir y todo se define en las 10 jornadas finales. Si estamos 10 años seguidos en Segunda por algo será, no es casualidad de un día”

En todo caso, insistió en un mensaje de tranquilidad, de hacer las cosas con calma, porque “no por repetir la palabra ascenso se va a conseguir y todo se define en las 10 jornadas finales. Venderlo desde la jornada uno perjudica más que ayuda. La unidad de todos, club, afición, jugadores, prensa, es clave, como saber dónde estamos. Y si llevamos 10 años seguidos en Segunda por algo será, no es casualidad de un día”, reseñó.

Juan Carlos Cordero posa con la camiseta del Real Zaragoza.

Juan Carlos Cordero posa con la camiseta del Real Zaragoza. / ANDREEA VORNICU

En su proyecto también es vital una cantera que ha tenido exponentes, muchos, en los últimos tiempos, ahora mismo con Francés, Francho, Azón, Puche o Luna. “Me considero un director deportivo de cantera, pero hablar de ella queda y se vende bien, hay que ir a los hechos. El activo más grande tiene que ser ella y por ahí han sido aquí los últimos traspasos importantes”, aseveró, sin cerrar la puerta a que esa formación acabe en traspasos, "si ellos crecen por encima del club y viene bien al grupo inversor una venta. Hay que apostar por esos jugadores y que también apuesten por el club y sean capaces de derribar la puerta". 

Llega con un contrato importante, hasta 2025 y con emolumentos elevados, unos 300.000 euros anuales y dos ayudantes que se integran en la secretaría técnica, Santos Olmo y Alberto González, aunque solo el segundo estuvo en la presentación en La Romareda. “Demuestra confianza y el grupo inversor ha apostado muy fuerte, no solo por mi contratación sino también por lo hecho antes en la llegada al club. Estoy satisfecho por la apuesta mutua que hemos hecho, pero por muchos años que firmes esto va de ganar partidos y no hay tiempo de adaptación”, indicó Cordero, que en sus siete años en el Granada ya supo trabajar bien en un grupo inversor, allí el de la familia Pozzo, con varios clubs, lo que se repite en el Zaragoza: “El fútbol es global y me siento cómodo. Hay que trabajar para el club, pero estoy a disposición del grupo inversor para todo lo que sea bueno para él y por esas sinergias siempre estaré predispuesto a ayudar”.