Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

El Real Zaragoza rearma su casting tras fallar la apuesta en Cordero

El club no se marca plazos para el nuevo director deportivo y asegura que trabaja a destajo en su llegada, aunque la semana próxima es compleja para cerrar el candidato. Pep Boada y Juanan Pérez Cabrero continúan con ventaja

Sanllehí, en las instalaciones de la Ciudad Deportiva. ANDREEA VORNICU

La imposible salida de Juan Carlos Cordero del Tenerife sin ese acuerdo del directivo con el club isleño y sin abonar cantidad alguna por ese adiós ha dejado al Real Zaragoza sin su principal candidato, sin su elección, para la dirección deportiva, lo que hace solo una semana, con el pacto cerrado hasta 2025 con el cartagenero, parecía que no iba a suceder, porque el camino estaba muy marcado ya para que Cordero firmara junto a Santos Olmo y Alberto González en el momento en que se desvinculara del Tenerife. Desde el Zaragoza aseguran que no se marcan plazos ahora para la elección, aunque admiten que la decisión tiene que ser rápida, con la mirada puesta en el mercado de enero. Pep Boada y Juanan Pérez Cabrero, sobre todo el primero de ellos, parecen ahora los mejor colocados para el puesto.

Se asegura en la entidad que se trabaja en diferentes vías y a destajo, en las varias opciones para la dirección deportiva, aunque se admite que la semana próxima con tres partidos y el viaje programado de Sanllehí a Dubái con la reunión de LaLiga añade complejidad a que llegue ese desenlance, aunque tampoco se descarta. En todo caso, el Zaragoza lleva sin director deportivo desde el pasado 6 de noviembre y el casting del director general ha deparado alrededor de 20 candidatos y algunos ofrecimientos más, teniendo en cuenta que los primeros sondeos para la dirección deportiva ya empezaron a finales de septiembre o como mucho primeros de octubre.

Fue entonces cuando se sondeó a Cordero, que siempre pensó que podría acabar obteniendo la carta de libertad con el Tenerife, aunque el Zaragoza supo casi desde el comienzo de la existencia de esa cláusula de desvinculación, de 750.000 euros por los dos años y medio que le restan en el Tenerife. 

Sanllehí busca un director deportivo que conozca el mercado, que no le pueda la presión del puesto, apueste por la cantera y tenga experiencia en Segunda

decoration

Con todo, el cartagenero exigió a los isleños primero la totalidad del contrato para irse, después la mitad y durante esta semana pidió salir gratis, pero el equipo chicharrero se mantuvo firme y con la decisión del Zaragoza de no abonar dinero para fichar a un director deportivo, esa cantidad pactada para su salida se le habría descontado de sus emolumentos en el club aragonés. Aún así, el acuerdo fue imposible y la puerta se cerró el jueves, lo que ya pilló a la entidad blanquilla con el pie cambiado, por mucho que Sanllehí dijera que aún no había nada cerrado con ningún candidato. El ejecutivo catalán busca un director deportivo que conozca el mercado, que no le pueda la presión del puesto, apueste por la cantera y tenga experiencia en Segunda. Además, ha admitido que ya empieza a ser urgente decidir por uno de los candidatos, una elección que quiso sellar antes de diciembre y que no ha podido lograr cumplir.

Pep Boada gusta al director general, que lo tiene entre sus favoritos tras su paso por el Barcelona, donde ambos coincidieron, uno como jefe de Fútbol y el otro como coordinador de ojeadores, tiene además mucho bagaje trabajando con la cantera, aunque su experiencia como director deportivo se centra en el Granada y solo un año. Juanan Pérez Cabrero sigue en la terna, ya que el exsecretario técnico del Getafe y del Osasuna y que trabajó en el Atlético de Madrid, tiene un buen currículum. Con Juanan y Boada, que están sin equipo, no habría nada que pagar a un club por su salida, lo mismo que con Fernando Soriano, Loren Juarros, Gabi Fernández, alternativa del gusto de Quilón, su agente, y del Atlético, aunque sin la experiencia buscada… La lista según Sanllehí ya es reducida, hay ofrecimientos que no cuajaron y otras vías (Rubén Reyes o Fran Garagarza) ya quedaron descartadas en su día.

Mucho trabajo por delante

Un mes se cumplirá el martes sin director deportivo, algo más que inédito en esta época reciente del Real Zaragoza, teniendo en cuenta que la decisión de cesar a Torrecilla ya estaba tomada mucho antes y que al club le espera un mercado de enero agitado, con entre tres y cinco fichajes (dos extremos, un punta, un medio ofensivo y un central) y no menos de cinco salidas, sin contar a Igbekeme, una despedida obligada a su retorno desde el Columbus Crew tras un año de cesión. 

Compartir el artículo

stats