Un zapatero es un imprescindible en el hogar. Pocas cosas dan más sensación de poco orden y limpieza que tener las zapatillas, los zapatos o cualquier calzado de forma desorganizada, tirado por cualquier sitio y sin un lugar fijo en el que reposar y estar organizado.

Ahora bien, cuando hablamos de zapateros lo primero que nos viene a la mente es un mueble clásico con puerta y unos estantes en los que colocar fácilmente nuestro calzado. Son muebles que suelen ser sencillos, sin muchos alardes, aunque los hay de todos los tipos.

Lidl e Ikea tienen bastantes modelos que son muy demandados por los clientes por su capacidad para resolver la necesidad de ahorrar espacio y tener organizado el calzado al mismo tiempo que hacerlo por poco dinero.

Ahora bien, también hay otros modelos de zapateros que son distintos, muy originales y muy prácticos. Por ejemplo, Ikea tiene uno por solo 4 euros que es una rejilla alta para poner las zapatillas del día a día en la entrada de casa, pero hay uno que está a la venta en tiendas como Amazon y que es una maravilla.

Varias marcas

De primeras es necesario decir que hay varias marcas que ofrecen un producto muy similar y que tienen diferencias mínimas, aunque una de ellas es el precio. Todas, eso sí, se mueven en un baremo que ronda los 40 euros, un poco arriba o un poco abajo.

Se trata de un zapatero vertical que no necesita montaje ni instalación y que permite ahorrar muchísimo espacio. Un zapatero clásico tiene unas medidas a lo ancho, a lo largo y a lo alto y ocupan más que este modelo.

El zapatero vertical, más en detalle.

Se puede adaptar a alturas de entre 80 y 280 centímetros generalmente y se ajusta por presión. Al ser una barra extensible funciona como una especie de puntal de obra. Solo hay que ajustar haciendo presión y ya está, se sujetará solo, sin obras, herramientas ni taladros.

Cuenta con varios niveles que son giratorios y con unos estantes de forma ergonómica para colgar los pares de zapatillas y tenerlos siempre bien organizados. En cuanto a la capacidad, aunque hay modelos de 24 pares, lo más normal es escoger uno de 96 zapatos, es decir, 48 pares. La altura entre cada uno de los niveles es ajustable y cada uno también gira 360º a modo de carrusel, tipo las tiendas de ropa.

Además, lo puedes ajustar y mover donde tú quieras. Como solo hay que quitar la presión y ya está puedes meterlo dentro de un armario empotrado, de un armario normal, en la entrada o en una esquina de la habitación.