Las labores de búsqueda de la montañera vasca Amaia Agirre, afincada en Aragón, y su compañero Iker Bilbao, desaparecidos al ser sorprendidos por una avalancha cuando descendían del pico Fitz Roy, en la Patagonia, no se iniciarán hasta que cambien las condiciones meteorológicas en la zona, actualmente peligrosas.

Según han informado fuentes de la Presidencia del Gobierno Vasco, responsables de los servicios de rescate han explicado a la delegada del Ejecutivo autonómico en Argentina, Sara Pagola, que actualmente las temperaturas en el lugar son muy altas y que eso podría provocar nuevos aludes que pondrían en riesgo a los equipos de salvamento.

El Gobierno Vasco sigue en contacto con las autoridades argentinas para interesarse por la situación de los dos alpinistas vascos. También el Consulado General en Bahía Blanca y la Embajada en Buenos Aires "tienen conocimiento del caso y están realizando gestiones", han confirmado fuentes de Exteriores.

Los Bomberos de Euskadi han expresado en las redes sociales su preocupación por la situación en la que se encuentra el primero de ellos, ya que es bombero en el parque de la localidad alavesa de Llodio.

Un tercer montañero vasco, Josu Linaza, vecino de Igorre (Bizkaia) y que salió con vida del suceso, pudo avisar sobre lo sucedido este pasado jueves a los servicios de emergencia.

La Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) está colaborando junto a la Federación Vasca en los trabajos de rescate, ya que Amaia Agirre está federada en Aragón, en el club Peña Guara, y ha pertenecido durante años al Grupo de Tecnificación de Aragón

La FAM explica que los dos montañeros accidentados formaban cordada junto a Josu Lizana para ascender la cima del Fitz Roy por la vía Afanassieff. Ya en el descenso desde la cumbe, una avalancha de nieve húmeda les alcanzó y han sido arrastrados por la misma avalancha hasta una grieta, quedando sepultados a una gran profundidad.

La alerta llegó en la madrugada por parte de Josu Linaza que sigue en la zona y las noticias son poco esperanzadoras. "La Comisión de Auxilio de El Chaltén nos traslada que no se dan actualmente las condiciones de seguridad para el rescate, debido a lo inestable de la montaña en este momento, y no nos trasmite expectativas de encontrarles con vida".

"Tanto la FAM como Peña Guara, estamos trabajando junto a la Federación Vasca de Montaña, y otros organismos y entidades estatales, siguiendo de cerca todas las actualizaciones de la situación. Estamos en contacto permanente con los equipos de rescate y compañías aseguradoras y seguimos atentos para colaborar en todo lo que esté en nuestra mano, algo que hemos reiterado a sus familias", indican desde la federación aragonesa, que traslada "nuestro apoyo a familiares y compañeros de ambos alpinistas, todo un referente del alpinismo de compromiso".