El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

El futuro del estadio

El PSOE desafía a Azcón con dejar sin consenso el ‘plan Romareda’

La socialista Ranera no descarta votar en contra de la recalificación del suelo que financiará las obras | Lambán se niega a celebrar una bilateral sin antes cumplir el pacto con Torre Ramona y Embarcadero

Javier Lambán y Jorge Azcón firman una carta para impulsar conjuntamente la candidatura para el Mundial 2030 y la construcción de la nueva Romareda. | ÁNGEL DE CASTRO

Decía Javier Lambán que su relación con el alcalde zaragozano era «cordial» y que la colaboración entre el Gobierno de Aragón y el ayuntamiento era «fundamental». Una afirmación que prácticamente ha coincidido en el tiempo con la rueda de prensa que ha ofrecido la socialista Lola Ranera para anunciar que el PSOE no apoyará la modificación del planeamiento que propone Jorge Azcón para que la construcción de la nueva Romareda sea viable y, sobre todo, no le cueste dinero a las arcas municipales. A día de hoy, el primer edil solo cuenta con el apoyo de sus socios de Gobierno, Cs, y sus colegas de Vox.

Las relaciones de ambos líderes no son buenas desde hace tiempo. Según Azcón, desde que el pasado mes de diciembre fue nombrado presidente del PP en Aragón, como afirmó durante el debate sobre el estado de la ciudad, en el que instó a Lambán a celebrar un consejo bilateral en el que alcanzar nuevos acuerdos, también sobre La Romareda.

La primera reacción de la DGA fue recordar que la convocatoria llegaba tarde. La segunda que la capital todavía no había cumplido los pactos alcanzados en anteriores convocatorias. Nada se sabía sobre la disposición de Lambán a celebrar esta nueva cumbre a pocos meses de las elecciones, hasta este jueves. El presidente del Ejecutivo ha dicho que, hasta que Azcón no cumpla con los acuerdos pendientes, no tiene sentido una bilateral.

Cuentas pendientes

«Para poder fijar fecha debemos respetar lo pactado en la última reunión tal como te recordé en mi carta de 30 de septiembre», de otro modo, proseguía en su carta, «estaríamos contraviniendo la razón y el entendimiento entre las partes». La respuesta, ha explicado más tarde, «se hace en términos de pura operatividad, no en términos de chantaje ni amenaza ni nada por el estilo». Azcón le ha exigido el pago de 24,5 millones correspondientes a las obras del tranvía, un asunto que no estaba en la bilateral. Además, Lambán ya dijo que se abonaría antes de final de año.

Antes de que ambos líderes volvieran a utilizar a los medios para interpelarse, el concejal de Urbanismo en el ayuntamiento y a la vez interlocutor de Aragón ente la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) de la candidatura de Zaragoza para ser una de las sedes del Mundial 2030, Víctor Serrano, confirmó que la capital cumple con todos los requisitos exigidos y ha recibido la calificación verde en todas las garantías adquiridas o documentadas. También en lo referido al campo de fútbol, aunque en este caso aparece en amarillo la anotación de que la ciudad «se compromete a proyecto».

Este compromiso se escenificó en junio, cuando Lambán y Azcón posaron juntos ante las cámaras mientras firmaban la carta de interés para que Zaragoza sea una de las sedes del Mundial. Desde ese día solo ha habido desencuentros entre el PSOE y el PP sobre la nueva Romareda.

En el debate sobre el estado de la ciudad, Azcón anunció su estrategia para poder construir un nuevo campo sin que el consistorio tenga que aportar capital. Propone modificar el planeamiento urbano para que el Real Zaragoza explote la mitad de los suelos que rodean al campo y, así, financie las obras con los beneficios que obtenga. El resto se venderá para financiar la adecuación de las riberas del Huerva, aunque sobre este asunto nada se ha avanzado por ahora.

El PSOE, después cuestionar la «legalidad» de esta operación durante el debate de la ciudad, acabó apoyando esta propuesta, pero con condiciones. «Pedimos negociación, transparencia, viabilidad del proyecto y legalidad y tenemos muchas dudas», ha recordado la portavoz del PSOE, Lola Ranera. Salvo ZeC, todos los grupos apoyaron al alcalde. Un primer ‘sí’ que se ha ido desmigando a lo largo de la semana.

Este jueves mientras Lambán decía que estaba «deseoso» de celebrar una nueva bilateral, la candidata a la Alcaldía por el PSOE ha anunciado que no apoyará el primer paso de los muchos que quedan para poder construir el campo de fútbol. «Nos sentimos absolutamente engañados y utilizados por Azcón», ha declarado Ranera, que ha acusado a Serrano de no haber negociado la propuesta.

Dudas sobre el futuro de La Romareda

Para la socialista hay demasiadas preguntas sin responder. Se desconoce el valor de los suelos, tanto de los 20.500 metros que se incorporarán al futuro estadio, como de los otros 20.000 que se utilizarán para poder financiar la reforma de las riberas del Huerva. «No sabemos dónde acabarán esos usos terciarios. ¿En el paseo Independencia, Santa Engracia o en Gómez Laguna?», ha cuestionado. También tienen dudas sobre la explotación del campo y si se optará por el derecho de superficie o la cesión de la titularidad.

«El PSOE no va a ser cómplice de un proceso de opacidad y oscurantismo», ha declarado Ranera, que tampoco pensaba a asistir a la reunión de este viernes con el Gobierno de PP-Cs y el Real Zaragoza, aunque sí que ha pedido un encuentro con el director general del club, Raúl Sanllehí. La cita se ha suspendido después de que Zec, Podemos y Vox renunciaron igualmente a participar.

"No son las formas"

«No son las formas», han dicho las formaciones, que lo que reclaman es una reunión con los responsables de Urbanismo para que les expliquen la operación. «Tenemos que tener prevención legal», resumió el portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, que ha condicionado su apoyo su apoyo. Solo votarán a favor la modificación si Azcón se compromete por escrito a impulsar la Ciudad Deportiva, mantener la titularidad del suelo y negociar los pliegos. Desde Vox también piden poder participar en todo el proceso.

Para el alcalde, que no parece dispuesto a convocar a los grupos sin los socios del Zaragoza, este plante «no es lógico» porque la oposición lleva días pidiendo información. «El PSOE tiene que tomar una decisión: si está con Zaragoza y con que haya un nuevo campo de fútbol», ha declarado el primer edil, que ha centrado sus críticas en los socialistas. A su juicio, han cometido un «error» que «tendrán que explicar los motivos».

Compartir el artículo

stats