El entrenador del Casademont Zaragoza, Porfirio Fisac, reconoció tras la derrota por 104-78 en el Carpena que el Unicaja logró “dominar” desde el empuje, la energía y la rotación, por lo que ganó el equipo que “mejor” jugó.

El técnico del conjunto maño analizó que en el primer cuarto su equipo salió “centrado”; pero el físico “no estuvo al nivel” a partir del segundo cuarto y el “empuje, la energía y la buena rotación” del Unicaja no les ha "permitido estar dentro del partido”.

“Hay una diferencia clara entre el ritmo que ellos jugaban y el nuestro. Hemos intentado hacer alguna vez algo diferente, pero ellos han sido muy superiores”, resumió.

Fisac destacó, además, que se va de Málaga con la sensación de que el Unicaja “les ha dominado” y, por ello, el Casademont deberá trabajar con “ilusión y ambición, con mucho mas físico y determinación” porque esta liga “no te espera" y tienen que "dar pasos hacia delante”.

“Siempre es bueno mover esa coctelera, todos los equipos de abajo necesitan ayuda. Sabemos la filosofía que tenemos: luchar”, zanjó el entrenador, consciente de que deberán “aprender y pensar en el siguiente partido” para salir de la zona baja.