Kiosco

El Periódico de Aragón

Sostenibilidad

La lista de tareas sostenibles para que Zaragoza sea una ciudad climáticamente neutra

El ayuntamiento pretende captar fondos para crear más zonas verdes, mejorar la eficiencia de las viviendas, electrificar el transporte y mejorar la calidad de vida de los zaragozanos

La ribera del Huerva está actualmente segregada del entorno urbano. EL PERIÓDICO

Zaragoza ha sido elegida por la Comisión Europea para ser una ciudad climáticamente neutra en 2030. Una elección que va a exigir al consistorio pisar el acelerador para transformar la capital y que sea más verde y sostenible. No va a ser fácil porque son muchos los sectores en los que hay que trabajar para alcanzar el propósito: reducir las emisiones de CO2.

El bosque de los zaragozanos

Uno de los proyectos estrella del Gobierno de PP y Cs es el Bosque de los Zaragozanos, que nació con el objetivo de reforestar 1.200 hectáreas en 10 años con más de 700.000 árboles y que con los 500.000 ejemplares del campo de maniobras la magnitud del plan se dispara hasta el millón de ejemplares (1,2).

Conexiones verdes

Como quedo patente tras el confinamiento, las zonas verdes son imprescindibles. El ayuntamiento quiere crear nuevos corredores verdes en la capital, mejorando la conectividad entre distintos espacios y barrios. Por ejemplo, estudia crear un bulevar verde entre Caixa Forum y la Aljafería y conectar los barrios de Montecanal y Rosales con el Canal Imperial.

Recuperación de las riberas del Huerva

Después de recuperar las riberas del Ebro para la Expo de 2008, la capital tenía una tarea pendiente con las del río Huerva, que parece que vive de espaldas a la ciudad. El consistorio quiere impulsar la restauración de ecosistemas fluviales y reducción del riesgo de inundación de los proyectos urbanos españoles. El anteproyecto municipal contempla el acondicionamiento urbanístico y paisajístico del río entre el puente Trece de Septiembre y Gran Vía.

Así quedará la ribera del Huerva cuando esté finalizado el proyecto. AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

Reciclado de residuos

Otro de los objetivos pasa por reciclar el 50% de los residuos y la capital podrá hacerlo gracias a la puesta en marcha de la primera biorrefinería urbana a escala industrial en Europa, ubicada en el Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza. Canalizará hasta un tercio de toda la basura orgánica generada por la ciudad que será tratada y reconvertida en productos de alto valor añadido como bioplásticos, fertilizantes o grafeno.

Desperdicio alimentario

El ayuntamiento está desarrollando el proyecto De la teoría a la acción: primeros pasos para el desarrollo de la Estrategia de Alimentación Sostenible y Saludable de Zaragoza junto a varias entidades. Persigue promocionar la salud entre la población vulnerable y promover la alimentación saludable y sostenible de los colectivos vulnerables y con ello su salud y su bienestar.

Rehabilitación integral de más de 3.000 viviendas

La rehabilitación de viviendas es vital para reducir las facturas de la electricidad y la calefacción y, lo que es más importante, al menos 12.600 toneladas de CO2. Para conseguirlo, la casa consistorial prevé rehabilitar hasta 3.000 viviendas; implementar comunidades energéticas mediante la instalación de cubiertas en edificios de alquiler social, municipales y particulares. Uno de los proyectos más destacados es Balsas en Positivo.

Barrios solares

El consistorio quiere ampliar el número de barrios solares, replicando el proyecto impulsado en el barrio del Actur. A través de la instalación de placas solares en cubiertas de edificios municipales, se producirá energía fotovoltáica que se distribuirá a los consumidores situados a 500 metros alrededor de donde se produce, rebajando su factura.

Compra de energía

El equipo de Gobierno de PP-Cs volverá a acudir a la subasta para el otorgamiento del régimen económico de energías renovables (REER) y lo hará mediante colaboración público privada con una sociedad participada para solicitar una reserva de potencia de 5 MW de los 300 MW que se subastan.

Movilidad eléctrica

La electrificación de la flota de autobuses implicará una importante inversión, pero sustituir cada bus diésel por uno eléctrico va a suponer un ahorro de 1.700 toneladas de CO2 a lo largo de su vida útil. Cuando la totalidad de los vehículos sea sostenible, el ahorro será de 621.000 toneladas. También impulsarán la instalación de cargadores eléctricos para vehículos privados.

Imagen de los nuevos tranvías que llegarán a Zaragoza. EL PERIÓDICO

Compartir el artículo

stats