Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Elecciones 2023

Las cuentas pendientes de Jorge Azcón

El alcalde, de la mano de María Navarro, está inmerso en la negociación de los presupuesto de 2023 con Vox, que mantiene las líneas rojas de la legislatura

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, junto a la concejala de Hacienda, María Navarro. ANGEL DE CASTRO

El anuncio, o el despiste, del presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo sobre el futuro de Jorge Azcón, llega en plena negociación de los presupuestos de 2023. Hace una semana que el Gobierno de PP-Cs aprobó el proyecto de presupuestos, elaborado por la que podría ser la sustituta de Azcón, María Navarro.

Hace meses que desde la oposición, especialmente desde el PSOE, acusan al presidente del PP en Aragón de ser un alcalde a la fuga. Ayer, con más motivo, volvió a utilizar este argumente la portavoz del PSOE y -ojo- candidata a la Alcaldía de Zaragoza, Lola Ranera, que acusó a Azcón de «abandonar» a los ciudadanos y pidió su dimisión.

La negociación de las cuentas no será con los socialistas. Tampoco parece que Ranera sea la oposición de Azcón o que lo haya sido en los últimos meses, con un Javier Lambán que ha protagonizado los encontronazos directos con el alcalde de Zaragoza.

Es desliz, intencionado o no, de Feijóo ha dinamitado la agenda del alcalde, que negocia con Vox las cuentas de 2023, las que necesita para impulsar los proyectos que sigue sin iniciar y que necesita su candidata como carta de presentación para los comicios de 2023. Está por ver qué hará la ultraderecha en el último año de legislatura, si prefiere votar del lado de la derecha moderada (con permiso de Cs) o distanciarse. Haga lo que haga, será en clave electoral, por supuesto.

Si algo dejó claro el gallego es que será una mujer la que pelee contra el PSOE por mantener al PP en el sillón. «Esperemos a que ella nos lo diga», dijo sin querer desvelar su nombre. En las quinielas Navarro pelea con la titular de Servicios Públicos, Natalia Chueca, que sigue celebrando el fin de la huelga del bus, la más larga de la historia.

Tampoco estaba en la agenda del alcalde que Feijóo desvelara sus cartas un mes después de instar a Javier Lambán a convocar una nueva bilateral en la que alcanzar nuevos acuerdos en beneficio de la ciudad con los que, según el PSOE, solo busca obtener «rédito político».

Al menos, tiene luz verde para impulsar su proyecto estrella: La Romareda, después de haber conseguido los apoyos suficientes para modificar el planeamiento (solo el PSOE ha votado en contra) y de haber conseguido que la construcción del nuevo estadio no le cueste ni un euro a las arcas municipales, pues el Real Zaragoza se hará cargo de una inversión que podría convertir a la capital en una de las sedes del Mundial 2030.

Muchos son los proyectos que le quedan por iniciar a Azcón en los seis meses que quedan para las elecciones. El tiempo de descuento está en marcha y tendrá que ver cómo compagina su candidatura con la gestión municipal.

Compartir el artículo

stats