Al grito de «el primer orgullo fue una revuelta el próximo que sea una revolución» ha comenzado la manifestación del día del Orgullo en Zaragoza que este año ha tenido como lema «Transformar es avanzar». Según estimaciones de la Policía Nacional han sido más de 3.000 los manifestantes que han llenado las calles del centro de la capital aragonesa de las clásicas banderas arcoíris acompañadas también de las banderas trans (azul, rosa y blanca) y banderas no binarias (amarilla, blanca, morada y negra).

La tarde ha comenzado con un espectáculo de baile en el que varias 'drag queens' han actuado en las escaleras del paraninfo recibiendo vítores y aplausos de un animado público. A partir de allí, los manifestantes han invadido el paseo Independencia donde las reivindicaciones se han unido con el ambiente festivo. Yo quiero bailar de Sonia y Selena se ha mezclado con consignas contra la iglesia y la policía y al ritmo de las dos batucadas que acompañaban la marcha se unían los gritos contra la ultraderecha.

Entre los manifestantes la búsqueda de igualdad ha sido el tema más comentado. «Es muy triste porque el panorama esta fatal y tenemos que seguir saliendo a las calles para reivindicar que se nos trate como a personas. Nos siguen haciendo falta espacios en los que sentirnos seguros, cómodos y donde poder expresarnos», ha explicado Sara de 26 años que acudía a la marcha de varios de sus amigos y con la cara decorada con purpurina. Una opinión que compartían Andrea (33) y Sergio (26). «Políticamente, estamos en un momento en el que se nos están quitando derechos y es completamente inadmisible. Todavía hay muchísima gente que se piensa que somos algo raro, que contagiamos y nos es justo para nosotros», aseguraban ambos bajo una bandera arcoíris.

El Orgullo vibra en las calles de Zaragoza

El Orgullo vibra en las calles de Zaragoza Ángel de Castro

Las agresiones homófobas que se vivieron hace apenas unos meses en la calle Fita de Zaragoza, conocida como la calle del ambiente ha sido también uno de los motivos que más movilización provocaron. «Son cosas que, aunque a nosotros por suerte no nos tocaron de cerca, cuando nos tocan a uno es como si tocaran a todos», ha asegurado Jacobo de 33 años acompañado de Ernesto de 28. «Hoy estamos aquí por los que ya no están y por los que no pueden estar hoy aquí», afirmaba este último con una pancarta que mostraba el mismo mensaje. «La llegada de la extrema derecha ha provocado que aumenten muchísimos los delitos de odio, en muchos países todavía seguimos ilegales y todavía hay mucha gente que es asesinada ¿Cómo no vamos a salir a la calle a gritar?», se ha cuestionado Sara.

Y es que además de la típica fiesta a la que muchos están acostumbrados en esta fecha, este martes las reivindicaciones se han escuchado por todo el centro y es que la mayoría pedía «menos fiesta y más lucha»

La marcha ha terminado en la plaza del Pilar con la lectura de un manifiesto y una última actuación musical. «Solo transformando la cultura y la comunicación para derribar bulos y estereotipos avanzaremos hace una sociedad libre de prejuicios, miedos y odio», se ha escuchado en la plaza. El texto ha incidido también en la necesidad de aprobar cuanto antes «la Ley para la igualdad real y afectivas de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI».

Además, el manifiesto ha tenido una especial mención para «las que más difícil se lo ponen: las sin papeles, las racializadas y las personas con discapacidades» y se ha pedido no tener que «enfrentarse todos los días a grandes y pequeñas violencias, a veces visibles pero muchas más veces ocultas».

La Aljafería se ha iluminado con los colores de la bandera arcoíris. ANDREEA VORNICU

La manifestación del Orgullo en Teruel

En Teruel, por su parte, la manifestación ha salido sobre las 18.30 horas de la plaza San Juan. Los participantes en la marcha recorrerán la calle que bordea La Glorieta, el paseo del Óvalo y la calle Nueva hasta la plaza del Torico, donde se leerá un manifiesto. Después habrá un concierto a cargo de The Persons. Antes de la salida ha habido un taller de pintado de carteles que ha comenzado a las 17.30 horas.

"Queremos celebrar lo orgullosos que estamos en Teruel y también en nuestros pueblos y reivindicar nuestros derechos", explica Giu, una de las integrantes de Terqueer, una de las asociaciones que ha organizado la manifestación. "Hoy estamos contentas porque se ha conseguido aprobar la ley trans", añadía.

En Teruel unas 220 personas han salido a las calles. TERQUEER

Con su manifestación por el centro de la capital turolense, desde Terqueer han querido denunciar "la LGTBIfobia" que todavía se da en ambientes como el educativo -"los niños siguen usando maricón como un insulto", lamenta Giu- o el sanitario, donde haría falta, opinan desde la entidad, "más formación para los sanitarios". También reclaman más inversión en salud mental.

No obstante, en Teruel no solo han querido centrarse en "lo malo", sino que también quieren demostrar con su manifestación que se puede ser LGTBI y vivir en una ciudad como la capital turolense "o en un pueblo". "Nos queremos quedar y vivir nuestras vidas", explica Giu.

Te puede interesar:

En Huesca fue el sábado

Y en Huesca la manifestación se adelantó al pasado sábado. En la marcha participaron unas 200 personas, que reclamaron el fin del odio. Además, como ocurre hoy en Teruel, en la capital oscense también pusieron el foco el el medio rural. “En Barbastro, Jaca, Benasque, Fraga, Sariñena, Escó, Boltaña o cualquier otro pueblo de la provincia de Huesca. Que los pueblos sean espacios seguros y de apoyo mutuo para todas las personas es responsabilidad de todos”, rezaba el manifiesto que se leyó.