El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha asegurado este viernes en una entrevista con Carlos Alsina en Onda Cero que al él no le "marca el paso" ni le dan instrucciones "ni Moncloa, ni Ferraz", en alusión al Gobierno y al PSOE.

En el programa 'Más de uno' de Onda Cero, Lambán se ha referido a la intervención que tuvo el miércoles en unas jornadas sobre el estado de las autonomías, donde dijo que si el expresidente asturiano, Javier Fernández, hubiese sido secretario general del PSOE, "mejor le hubiera ido al país", y a su posterior matización, realizada ayer jueves.

Una puntualización realizada en los pasillos de las Cortes de Aragón ante los medios de comunicación que él mismo decidió hacer, asesorado por su equipo más cercano, ha dicho, y por tanto "en absoluto fue acatando ninguna clase de instrucción".

Sí que ha reconocido que el mismo miércoles, después de que saltaran a los medios sus palabras sobre Pedro Sánchez, habló con el secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, aunque no recuerda, ha dicho, quien hizo la llamada.

Hoy ha reconocido que en su elogio de Javier Fernández (a quien le pidió personalmente que optara a las primarias tras la dimisión de Alfredo Pérez Rubalcaba en mayo de 2014) se dejó llevar "por la pasión" y pronunció una palabras que dieron lugar a la interpretación que se hizo en los medios, ha explicado.

"Pero eso sería atribuirme un deseo claro de cuestionar al presidente e incluso cuestionarle como secretario genera, y no quise descalificarle", ha enfatizado.

De hecho, ha recordado que su intervención en esas jornadas fue "bastante larga" y que lo que dijo es lo mismo que había trasladado a más de doscientos militantes del PSOE aragonés en el Comité Regional celebrado el viernes anterior.

Ha asegurado que hizo un análisis de la situación que "parte de una preocupación profunda por el presente y el futuro" de España, y en un intervención ante Javier Fernández, Juan Vicente Herrera y José Antonio Zarzalejos dijo "exactamente" lo que piensa sobre sus preocupaciones y temores. "No me desdigo de nada", ha asegurado.

Acerca de las relaciones del Gobierno de España con los independentistas catalanes, ha considerado que Sánchez "ha afrontado el tema de Cataluña con la disposición o actitud que tenía Manuel Azaña al principio de su mandato" y ha vaticinado que terminará como el, "desengañado de las posibilidades de llegar a acuerdos razonables".

Lambán ni tiene "ninguna duda" de la "buena voluntad" y de la "esperanza" que Sánchez pueda tener en solucionar la situación, pero exhibiendo su condición de doctor en Historia se ha mostrado "profundamente escéptico", porque los independentistas tienen "su hoja de ruta, su plan de desconexión, y unas veces lo tratan de forzar por la vía de las rebeliones y otras veces por otra vía".

La propuesta de Lambán a Feijóo

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha animado este viernes al líder del PP, Alberto Sánchez Feijóo, a presentar un proyecto político potente y una moción de censura en el Congreso "si tan grave cree que es la situación por la que está pasando el país".

En declaraciones a los medios antes de inaugurar la "Conferencia de cáncer colorrectal" en la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, Lambán ha desmentido las acusaciones de Feijóo y del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, de que sus afirmaciones este miércoles en un foro en el que aseguraba que con el asturiano Javier Fernández como líder del PSOE "mejor le hubiera ido al país" y que luego matizó, respondían a una estrategia electoral.

"No pongo de estrategia electoral absolutamente a nadie y a Pedro Sánchez lo trato como presidente del Gobierno, un trato que está dando buenos resultados para Aragón", ha asegurado Lambán, a quien le ha resultado "bastante curioso" que coincidan Rufián y Feijóo en sus afirmaciones. En este sentido, ha rechazado opinar sobre Gabriel Rufián "un personaje -ha dicho- en el que no merece la pena detenerse ni un minuto".

Al líder de los populares, que ha calificado de "mi buen amigo Feijóo", le ha pedido que "en lugar de descargar las responsabilidades de la propia impotencia del PP en los demás, invitándonos a los del PSOE a la rebelión y cosas de estas que hacen Azcón, sus lacayos y compañía", lo que tiene que hacer es dotarse de un buen proyecto político potente, confiar en él, "si es que lo tuviera", e "ir a las Cortes españolas y presentar una moción de censura si tan grave cree que es la situación por la que está pasando el país".