Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

EQUIPAMIENTOS MUNICIPALES

Quejas por el frío en un centro de municipal de mayores en Zaragoza

Los usuarios han recogido firmas para que el ayuntamiento revise la calefacción

Usuarios abrigados en el centro de convivencia de mayores Francisco de Goya, en Hernán Cortés, donde los asistentes se quejan del frío que pasan. EL PERIÓDICO

Más de un mes llevan «heladicos de frío» los usuarios del centro de convivencia de mayores Francisco de Goya, en la calle Hernán Cortés de Zaragoza. Los asistentes a estas instalaciones son cada vez menos debido al «frío» que padecen en la cafetería. Por ello, han reunido firmas y han puesto una reclamación al Ayuntamiento de Zaragoza, de quien depende este equipamiento, para que arregle el sistema de climatización.

«Llevamos así todo el mes de noviembre y lo que llevamos de diciembre. Normalmente esta sala estaría llena, pero cada vez viene menos gente. Y eso que para nosotros es importante venir para juntarnos», denuncia Tomás Lucas, quien firma el requerimiento que se envió al ayuntamiento el pasado 22 de noviembre.

«Como ustedes comprenderán (los usuarios) somos todos personas mayores y estamos pasando mucho frío. Tenemos que estar con abrigo y hay personas que traen hasta manta para las piernas», decía el escrito registrado ante el consistorio y dirigido a la concejalía del Mayor, cuya responsable es Paloma Espinosa (PP).

La respuesta por parte del ayuntamiento llegó seis días después, el 28 de noviembre, en una carta en la que se aseguraba a los usuarios de este centro de convivencia de Mayores que «el sistema de calefacción se encuentra en funcionamiento y no se han detectado averías en los últimos meses». «No obstante, se ha solicitado autorización al área municipal correspondiente para valorar el posible incremento de la temperatura establecida actualmente».

Los que siguen acudiendo a este centro de convivencia no se quitan el abrigo mientras charlan o juegan. «El aire sale frío. Estamos heladas. Ahora justo hemos dicho que en cuanto acabemos la partida nos vamos para casa», comentaba una mujer. «Estamos pasmados. Yo suelo venir a echar la partida pero la mujer con la que juego hace dos días que no viene porque cogió frío y está acatarrada. Así que aquí estoy leyendo. Nos tienen abandonados», lamentaba otra usuaria, de nombre Rosa.

Compartir el artículo

stats